De la Mano con la Calle: “Cosillas que se ven insignificantes para uno, pero valen un montón para otros”

Formas de ayudar a alguien que vive en la calle.
19959210_1704622123167214_7224893190847710252_n

Ir a una actividad de ayuda es súper tuanis y lo que recomiendo a todo el mundo (en especial a las personas que nunca han tenido relación con un indigente). Se aprende demasiado, se quita el miedo de hablar con ellos y uno termina conociendo demasiado sobre su situación y estilo de vida. Y no solo a las famosas rondas, sino a todas las actividades que hacemos acá en De la Mano con la Calle y de todas las ONGs e iniciativas del país.

Todos nos hemos topado alguna vez con un indigente en la calle, ya sea caminando, durmiendo, buscando comida o pidiendo plata. Yo veo a un montón todos los días cuando voy camino a la U o cuando cruzó la Avenida Central, y siempre aplico acciones chiquititas que puede que les mejore su día:

  • Si me topo a algún indigente al que suelo toparme varias veces en mi camino, ¡Le sonrío! Lo saludo y si responde bien, de vez en cuando me pongo a hablar con él.
  • Si me paran para pedir algo, paro y los escucho. Imagínense que feo tener que pedirle algo a algún compañero y que este siga caminando, sin quitarse sus audífonos, sin siquiera volver a ver. Cada vez que alguien me detiene para decirme algo, paro y lo escucho. Si no ando en apuros converso un rato y si me pide algo, intento ayudar en lo que pueda.
  • Si me paran para pedir plata, no les doy plata. Es triste, pero es cierto. La mayoría de las personas que piden plata no la usan para comida, la usan para otras sustancias. Cuando me piden plata (la mayoría de los casos), les pregunto si quieren algo de comer o tomar. Siempre ando jalando un par de galletas para regalar y de vez en cuando los invito a comer en algún lugar que quede cerca. ¡Sáquele provecho a esos puntos en su tarjeta de cliente frecuente!

Son cosillas que se ven insignificantes para uno, pero valen un montón para otros. Los invito a que pongan en práctica cualquiera de estas varas, para que vean todos los beneficios que traen, ¡No solo para ellos, si no para uno también! Es todo un boost emocional ver las sonrisas agradecidas de la gente.

🙂
Cristian Ugalde, Productor Audiovisual de De la mano con la calle, el mae de Un día para toda la vida.

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

You May Also Like

Chicas al Frente

Hablemos de autogestión: Somos capaces de lograr lo que soñamos

Depender de un trabajo para sobrevivir dejando atrás nuestros sueños resta propósito a la ...

al-gore

Una verdad incómoda en un momento oportuno – Por Alonso Aguilar

A partir de este mes de noviembre, el Cine Magaly empezó a operar con ...

Plaza de la Justicia Costa Rica

Opinión: El simbolismo de la Plaza de la Justicia – Por Melissa Rudin

Artículo por: Por Melissa Rudin – Espacio Blog de Arquitectura Desde que comencé a ...

karen-olsen3

Chepe Ciudad de Colores según Karen Olsen

La artista plástica Karen Olsen nos cuenta cómo llegó a crear su obra dentro ...

Libros San José

Recomendaciones de la semana: 11 al 17 de setiembre

Setiembre avanza rápido y llega la hora de celebrar nuestra independencia. La semana viene ...

ArtCityTour_TDFCR-15_preview

Este miércoles es de “Un beso por Costa Rica”

El día más romántico del año llena de actividades San José, siguiendo en el ...