Un día de feria para salir de la rutina – Por Laura González

Era curioso que papá insistiera tanto todos los sábados por la mañana en acompañarlo. Siempre alegre y muy cómodo con su sombrero panameño él se encaminaba hacia su típico inicio de fin de semana: compras en la feria. Jura que son una terapia para salir de la rutina, más allá de ser una tarea común del hogar.

Decidí ir y con un poco de bloqueador en la cara hacerle segunda en visitar la Feria del Agricultor en Plaza Víquez. De entrada, noté los puestos ambulantes y pregones de los vendedores: “A mil, a mil, lleve a mil el kilo de tomates”. La gente de verdad lo disfruta y es que el ambiente definitivamente no es el mismo que se percibe en un supermercado. La calurosa bienvenida y la alegría de las personas te hace sentir en serio como en casa, incluso hubo muchas caras conocidas y amigos en el camino.

tomates costa rica

La marimba no dejó de sonar, al contrario, fue pasando de poco a poco por toda la feria como en un recorrido del lugar. Pronto había niños, ancianos, jóvenes, extranjeros y mascotas; justo en eso me topé a Gabriel Valladares y Machito, una paloma muy simpática que llevaba en su hombro. Cuando por curiosa me acerqué para saber si era suya, don Gabriel muy directo respondió:

Obvio es mía muchacha, ¿qué pregunta es esa?”.

IMG_0749

Admito que no pude evitar sacar la cámara y querer capturar todo el alboroto del momento. La mayoría de vendedores asegura estar despierto desde las 2:30 o 3:00 de la mañana, otros estaban desde la noche anterior y venían de lugares alejados como Acosta, Tablón de Cartago y Turrúcares, como es el caso de Verónica y Francisco, dos hermanos que desde muy pequeños van a la feria con sus padres para trabajar.

La combinación exótica de colores y sabores que se reúnen en la feria son un regalo de nuestro hermoso país, producto también del esfuerzo de todos esos pequeños y medianos productores que hacen posible llevar a casa una variedad de frutas, legumbres, verduras, flores, utilerías, entre otros.

IMG_0842

En realidad, no me tomó mucho tiempo comprender por qué para muchos es seguro que la feria significa contentarse. Las horillas que le dediqué me sacaron un par de sonrisas gracias al ambiente popular y lleno de energía.

No cabe duda de que papá tenía razón. Tuve en la feria un inesperado momento para disfrutar de las cosas más sencillas mientras observaba los detalles que me permitieron acercarme a otros y escuchar su historia.

Para aquellos que saben de lo que hablo, no tengo duda de que compartirán conmigo esta idea alegre sobre la feria. Y para los que no se han dado la vuelta todavía, les dejamos por acá la página oficial del Consejo Nacional de Producción (CNP) (https://www.cnp.go.cr/ferias/) donde podrán encontrar todos los detalles sobre las ferias que se realizan en el país.

IMG_0860

IMG_0880 IMG_0890 IMG_0767 IMG_0874

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

You May Also Like

Comprar local: Tienda Carmen

Es irónico que la oferta de tiendas con productos hechos por manos nacionales sea ...

CAPRA: En lo sencillo se esconde la magia

Aquella persona que haya dicho que la comida vegana no sabe bien o no ...

La Navidad toma Chepe: Lista de actividades gratuitas

La Municipalidad de San José en conjunto con diferentes instituciones traen un cronograma de ...

Comprar local: De acá, Emprendimiento 100% costarricense

Hoy les venimos a hablar del Mini Mercado De Acá, un emprendimiento 100% costarricense ...

Nana: Jugos y falafel en Sabana

La comida internacional tiene su encanto, más aún cuando se combina con los sabores ...

Recomendaciones de la semana: 14 al 20 de agosto

Arrancamos lunes con “Queens of Vudú – HipHop Under” en Casa Vudú. Música a ...