CAFÉ ROJO. Espacios en la ciudad para compartir.

En el centro de San José, situado 120 m al Oeste de la Alianza Francesa o contiguo al bar La Amistad (la dirección que mejor conozcan) tenemos el Café Rojo. Como su nombre lo dice, es una cafetería, pero además nos da la opción de almorzar algo distinto y de muy buen sabor.

Está decorado de una forma muy original: dos grandes mesas con varias sillas diferentes entre sí y una mesa más en la ventana con vista a la calle. Me parece que la idea de esto es para que desconocidos compartan entre sí y conocer gente nueva; salvo en el caso que todos se sienten, se miren por compromiso y se dirijan directamente a sus celulares (que sería lo más predecible), arruinando la idea del lugar.

Cafe1
Fotografía: Café Rojo

Una música suave y relajante permite conversar (aunque, como estaba solo, mi conversación no fue muy coherente), el espacio es pequeño, pero acogedor y los que atienden te tratan como a un amigo. Te cobran al final, lo que denota que confían en que no vas a salir huyendo luego de comer, y al final te ofrecen un buen café.

Para el día de mi visita, contaban con un plato de Rice n’ Beans, en dos modalidades: el tradicional (con pollo) y una versión vegetariana, ya antes he probado el tradicional, así que quise conocer el vegetariano. Acompañado de un buen vaso de agua e’ sapo o bien alguna otra bebida.

Cafe4
Fotografía: Café Rojo

Debo admitir que estaba demasiado bueno, me gusta la comida vegetariana, pero la evito porque muchas veces no le ponen suficiente sabor, aunque este no fue para nada el caso. Bien condimentada y una porción decente, apenas para quedar satisfecho. Me ofrecieron de las salsas en la mesa, una dulce, una picante, otra de soya y una mezcla que no recuerdo el nombre, pero tenía ajo, cebolla y algo de pescado. Todas estas salsas combinaron bien con la comida, convirtiendo mi platillo en uno diferente según la salsa que elegía, entonces me volví loco y decidí hacer la SUPER SALSA, revolviendo todas y creando un platillo totalmente nuevo. No me arrepiento.

El Agua e’sapo tampoco se quedaba atrás, una mezcla de agua dulce con limón y jengibre deja un sabor difícil de olvidar, que se queda en el paladar todo el tiempo que uno desee.

Luego de terminar, me ofrecieron un café (que pedí con leche). A pesar de que había una azucarera cerca, saqué mis conocimientos de catador (ninguno) y lo probé sin endulzarlo. Esta es otra decisión de la que no me arrepiento y la volvería a hacer de ser posible. En algún lugar leí o escuché que un buen café sabe bien frío o caliente, con o sin azúcar. Este es uno de esos café. Además de todo viene en un par de tacitas demasiado “coquetas”, o como dicen, “cute”.

También tienen reposterías con muy buena pinta, pero mi presupuesto ya se había agotado y no me alcanzaba para probarlas, desde esa vez tengo un sueño recurrente en el que vuelvo aquí y pido la torta chilena que tenían, pero cuando voy a dar el primer bocado despierto y me muerdo la mano.

Es definitivamente de esos lugares al que tenemos que volver y, de paso, aprovechar para comprar alguna de las otras cosas que venden.

Cafe7
Fotografía: Café Rojo
Cafe6
Fotografía: Café Rojo
Cafe2
Fotografía: Café Rojo
Cafe5
Fotografía: Café Rojo
  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

You May Also Like

YUMMY LAB: Un lugar para antojarse de todo

Yummy Lab es un espacio para disfrutar de repostería diferente, con ingredientes que no ...

¡Barrio Amón se llenará de actividades el 4 marzo!

Lo que inició como una idea para poner a trabajar en conjunto a vecinos, ...

El día que conocimos a OSO

Caminar es todo un arte que permite siempre encontrar lugares nuevos para comer, leer, ...

Recomendaciones de la semana: 5 al 11 de febrero

Empieza la semana y con ella las actividades por hacer. Esta semana el centro ...