TOURNANT: Café, restaurante, talleres y mucho ambiente

Si alguna vez han visto una caricatura o película donde hay una entrada pequeña, pero luego de pasar hay todo un gran salón y se han dicho “Ja ja ja, es imposible…” Pues no. El otro día descubrí que sí es posible hacerlo y este restaurante es prueba de ello.

Ubicado en Barrio Amón a 200 m Norte y 25 Oeste de la Alianza Francesa, o mejor dicho, bajando hasta el final y doblando a la izquierda. Es una pequeña entrada con unas sillas de cabeza colgando del techo de una forma artística, por suerte una vez adentro tenían más sillas y colocadas en la posición tradicional, con su respectiva mesa.

Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café

Es un ambiente diferente, conserva mucho de la arquitectura original de la casa que hubo aquí (por dentro) ya que se siente un ambiente acogedor y cálido. La decoración es variada con adornos, un piano y algunas pinturas de sillas. Al parecer tienen algo con las sillas. Hay un área tipo balcón que da a un jardín y es bastante bonito, sin embargo opté por lo tradicional y escogí lo que es la sala principal.

Me da la impresión de que el fuerte de este lugar es en la noche, anuncian tener música en vivo y en sí todo el lugar invita a visitarlo una vez oculto el sol. Todos los días varían el plato del día, mantienen la página de Facebook bastante actualizada, imparten cursos y parece que también es galería de arte. En resumen “se ponen las pilas” y “están al tanto”.

Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café

El lugar se presenta como alta cocina, no cocinan por cocinar, se toman el tiempo en hacer que las recetas queden como debe ser y, aún así, no tuve que espera mucho rato por mi orden. Tienen entrada, plato fuerte y postre. Algo bueno es que tienen un precio accesible, tal vez no para almorzar todos los días, pero sí de vez en cuando.

Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café

Ese día tenían un platillo diría que mediterráneo (no soy experto y aunque lo fuera podría equivocarme) que consistía en ensalada de quinoa con verduras y balsámico, pasta con pollo en salsa de tomate y chipotle, flan de coco como postre y refresco natural de carambola, mora o cas. Todo muy bien presentado y muy elegante conforme con el lugar.

Lo que más me gusto es lo diferente y lejano que me hizo sentir estar ahí dentro. Amo mi país, pero ahí uno bien podría decir que está de viaje (además por el acento del camarero, que creo era español). Anuncian que también hablan inglés y francés, lo que pude comprobar cuando estaban manteniendo una conversación fluida con un extranjero que ya se marchaba.

Dan ganas de volver, para ir en pareja está genial; para ir entre amigos o compañeros de trabajo también aplica, ir solo es también una opción, pero personalmente no lo recomendaría ya que como sabemos, en algún momento estos lugares (Barrio Amón) fueron casa de alguien y podría ser que nos acompañara alguno de los antigüos ocupantes.

Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
Fotografía: Tournant Restaurante y Café
  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

You May Also Like

Festival de comida peruana este sábado en Barrio Chino

¿Alguien con antojo de ceviche, papa a la huancaína o más platillos peruanos? Pues ...

Buchón: El mejor de los refugios en la ciudad

La noche de verdad tiene otros colores, olores y sabores en Buchón. Llegar aquí ...

Liquida: Bar de batidos, infusiones, bowls y más en Barrio Escalante

Cuando pensábamos que conocíamos todo Barrio Escalante, nos equivocamos. Liquida realmente se convierte en ...

YUMMY LAB: Un lugar para antojarse de todo

Yummy Lab es un espacio para disfrutar de repostería diferente, con ingredientes que no ...

Buenas y Santas: Cafés, mate y deliciosa comida

El parque Kennedy en San Pedro tiene una vecina imposible de no notar: La cafetería ...

¿Gastronomía + botánica? Nos fuimos a visitar Sana sana

Unas fotografías de redes sociales fueron el detonante de la curiosidad para ir a ...