AL MASRI

Cocina Egipcia

En los alrededores del parque Morazán, digamos a un costado del Hotel Aurola, sigue uno  hasta el final de la cuadra y dobla a la izquierda. En menos de 25 metros se topa uno un restaurante de apertura reciente llamado Al Masri, cuya especialidad es cocina egipcia. Desde hace tiempo me había intrigado este concepto y decidí darle una oportunidad.

Anuncian una atmósfera faraónica, lo cual me lleva a pensar que el faraón gustaba de música pop egipcia bajada de internet y sentarse en pequeñas sodas a degustar sus reales platillos. Pero no hay que dejarse llevar por las apariencias y ser condescendiente con los pequeños empresarios que se esfuerzan por salir adelante con ideas diferentes que hasta parecieran arriesgadas.

Estuve mirando el menú mientras la chica (maquillada con esas líneas egipcias en los ojos) pasaba a mi lado pareciendo ignorarme, actitud que me molestó al inicio, pero luego comprendí (al bajar el menú) que estaba respetando mi tiempo mientras decidía que pedir  (al contrario del clásico restaurante chino que una vez que entras te preguntan por las bebidas y al traerlas esperan a que pidas el Cantonés o el Chop Suey que todo el mundo pide).

Para comenzar mi experiencia faraónica, me incliné por lo sencillo y pedí un plato tradicional Kushari.

Kushari: Lentejas mixtas, spaguetti cabello de ángel, arroz con cebolla frita servido con salsa egipcia y salsa de tomate. La salsa egipcia es ajo, vinagre, jugo de limón y comino, y la salsa de tomate era natural, nada de botella ni paquete. De tomar escogí la Limonada Egipcia, que era más que todo una limonada normal pero sin azúcar, de primer momento tiene un sabor amargo, pero al combinarlo con la comida se va haciendo agradable.

Una vez que llegó el pedido (a tiempo decente), comencé a comer y no hubo nada excepcional, una vez que agregué la salsa egipcia y sumergí cada bocado en la salsa de tomate todo cobró sentido, me transporté a una tierra lejana, pero a un hogar. Un hogar en una tierra desconocida donde me invitaban a almorzar para luego seguir mi camino por el desierto. Ahí me di cuenta de la ausencia del dulce en la bebida, ya que la energía que brinda el azúcar es momentánea y termina produciendo sueño una vez que termina su efecto.

La cantidad era mágica, ya que por mas que comía, no veía el fondo del plato ni se agotaba la limonada hasta que estuve demasiado lleno. Una caminata por el desierto hubiera sido lo ideal, pero en mi caso fue seguir por Chepe de vuelta a mi trabajo, eso sí, dando unas vueltas extras para compensar la cantidad consumida, de sólo recordarlo me siento lleno (de comida) nuevamente.

La atención es buena, la comida es diferente, pero rica (además de ominosas porciones), no hay parqueo ya que el local es pequeño, pero no se pongan en miserias y paguen uno ya que la experiencia es interesante y agradable. El precio es accesible y es el único lugar donde la ensalada (egipcia) cuesta lo que debería costar una ensalada (500 colones). También hay postres sopas y platos a la parrilla.

Es una experiencia para repetir y pienso volver para probar los demás platillos.

¿Dónde? 300 Mts Oeste Edificio Del INS Barrio AMON, San José, Costa Rica

Horario: De 11:00 a.m. a 9:00 p.m de lunes a sábado.

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

You May Also Like

La Navidad toma Chepe: Lista de actividades gratuitas

La Municipalidad de San José en conjunto con diferentes instituciones traen un cronograma de ...

Carpe Café: una tarde con aroma a historia

¿Te encanta el café, pero no sabés sobre su historia? Los chicos de Carpe ...

Visitar la playa en el centro de la ciudad: Selina Hostels

A veces en nuestra vida necesitamos un descanso, relajarnos de todo el trabajo diario ...

ManQala: ¿Juegos de mesa, gastronomía y cerveza?

ManQala Boardgames and Beer recientemente abrió sus puertas en el famoso Barrio Escalante. Un ...

Recomendaciones de la semana: 11 al 17 de setiembre

Setiembre avanza rápido y llega la hora de celebrar nuestra independencia. La semana viene ...